Piden denunciar casos de bullying

Presenta la Universidad Regiomontana estudio sobre acoso escolar.

Proponen ‘importar’ prácticas de Europa: Crear buzones anónimos y contar con línea confidencial de ayuda.

Sólo una tragedia logró en España movilizar a la sociedad contra el acoso escolar…

Jokin Ceberio, de 14 años de edad, se suicidó el 21 de septiembre, arrojándose al vacío desde las murallas de Hondarribia, en España, tras soportar durante un año humillaciones y vejaciones en su escuela.

Este caso causó revuelo en los españoles, pues incluso la familia acusó a los jóvenes agresores de inducción al suicidio, maltrato habitual y lesiones psicológicas.

Jokin marcó así un hito en el tema del bullying o acoso escolar en España, creándose estrategias contra el fenómeno. Sin embargo, no se debe esperar a que una situación así ocurra en Nuevo León para hacer algo, afirmó ayer el psicólogo David Rico.

El investigador presentó los resultados de su estudio “S.O.S. Bullying“, realizado por la Escuela de Psicología de la Universidad Regiomontana.

“Esto es lo que no quiero, que pase algo tan dramático, que aparezcan situaciones de esa naturaleza. Por eso hay que empezar a sensibilizar a la población”, señaló el investigador.

Gran porcentaje reporta bullying

El reporte concluyó que el 39 % de los menores sufre bullying, tras analizar 2 mil 603 niños de 6 a 16 años, de cinco colegios privados.

Es necesario promover la cultura de la denuncia, dijo Rico, ya que el acoso escolar es una realidad que está en lo oscuro porque nadie dice que está viviendo la situación.

“Yo les diría que fueran a su centro educativo para que promovieran la necesidad de formarse en ese sentido y que hagan una pequeña escuela para padres o conferencias donde les den tips”, sugirió el psicólogo.

Francisco Javier Morales, miembro del consejo de CreeSer, asociación que ofrece un programa de cultura de paz en las escuelas, señaló que para que un niño denuncie tiene que saber que existe esa posibilidad.

“Muchas veces, los niños no saben que existe o creen que al denunciar van a resultar peor agredidos, de peor forma, entonces lo que creo que los papás tendrían que hacer es exigirles a sus escuelas que se capacite a los maestros y que también se enseñe a los alumnos a resolver conflictos de manera no violenta”, aconsejó.

Diseñar una estrategia

El catedrático de la Universidad Regiomontana agregó que la problemática del acoso escolar se debe resolver en todos los ámbitos, como se ha venido haciendo en la Unión Europea.

“Nosotros en Europa nos lo hemos planteado como un objetivo estratégico, entonces todos los países van en esa línea, se han modificado las leyes del menor, se han modificado las administraciones educativas”, ejemplificó.

Oralia Picazo, titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, dijo que en los menores de 12 años no hay ninguna consecuencia jurídica en casos de acoso escolar.

“En cuestión legal no hay nada, de hecho, en el Código Penal, de menores de 12 años no menciona esta situación”, indicó. “Pero de 12 a 17 años se encarga ahí el Centro de Justicia Especial para Adolescentes”.

“Pueden hacer mediación ahí, llegar a convenios y comprometerse, porque obviamente ellos se hacen cargo de sus menores”.

En España, apuntó Rico, hay policías de barrio encargadas de velar por la seguridad dentro de los espacios educativos.

Cultura de la denuncia

Otra de las cosas que ha hecho la administración educativa en Europa, dijo el experto, es que ha creado un defensor, una figura o un teléfono de ayuda a este tipo de sujetos para que denuncien y les den confidencialidad a los alumnos.

“A lo mejor crear buzones de esta naturaleza que sean confidenciales para que un sujeto venga y ponga este tipo de realidad que está sufriendo para que nadie se entere de que lo está denunciando, pero que después tenga algún tipo de ayuda”, sugirió.

Para Rico, la denuncia es vital en este problema, y para muestra el estudio, en el que los integrantes de la muestra admitieron sufrir acoso escolar por la garantía de la confidencialidad.

“Si no, no lo hubiesen dicho. ¿Por qué un niño no te dice esto?, porque se siente culpable, y segundo, en este caso, porque le ocurre lo mismo que una mujer maltratada por su marido, como se siente culpable le da vergüenza decirlo”.

Requieren escuelas más psicólogos

Aunque problemas que afectan emocionalmente a los alumnos, como el bullying, están presentes en los planteles, por cuestiones de presupuesto no ha sido posible una cobertura total en las secundarias del programa “Psicólogo en tu escuela“, reconoció ayer Reyes Tamez, Secretario de Educación estatal.

“Estamos duplicando el ‘Psicólogo en tu escuela’, donde se detectan estos problemas y se atienden dentro de las escuelas”, indicó sobre el programa que en el ciclo escolar 2007-2008 se implementó en sólo 175 de las más de 800 secundarias del Estado.

“Es un tema fundamentalmente de presupuesto”, señaló al cuestionarle la creación de más plazas para dar apoyo a los menores. “Estamos buscando que un psicólogo atienda a sólo dos escuelas; antes uno tenía que atender a cinco”.

Tamez agregó que la prioridad ahorita son las secundarias, donde se ha detectado el fenómeno del bullying.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *